Otiliamar.com | Citas
424
page-template-default,page,page-id-424,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Citas

Algunas citas y testimonios sobre la obra de Otilia Martínez

La facilidad que Otilia tiene para pintar la “calidad” de las flores, de las frutas, se despliega con una consumada maestría al otorgar a cada objeto los valores táctiles que posee, sin equivocar nunca su categoría, ni establecer medias realidades. Por el contrario, Otilia ejerce su virtuosismo de una manera especial, de modo que establece magistralmente tanto las diferencias como la personalidad individual de cada fruto, de cada flor en una competencia de texturas y líneas acertada a la vez que efectista, con lo que, a menudo, crea melodías de color que trasmiten emociones musicales.

Creo  Otilia, que tus cuadros son mucho más que un conjunto de colores, de líneas, de dibujos y de papel. Son la vida misma a la que le has quitado el tiempo, a la que le has dado una condición atemporal. ¿Merece  la pena el esfuerzo, las horas, la concentración, el trabajo para ofrecernos estas pinturas, Otilia? Todo merece la pena, si el alma no es pequeña.

Miguel Palacio

No obstante, la concepción del dibujo, más deudora que otras prácticas artísticas de los matices que proporciona el material, no puede ser del todo ajeno al proceso gráfico que lo genera. Efectivamente, la reducción selectiva de los medios técnicos empleados,- los humildes lápices de colores -,   aún con sus propias limitaciones expresivas, no pueden dejar de traducir que la concepción de estas obras se debe tanto a en la propia idea inicial como al mismo proceso creativo. Es decir, los medios empleados establecen sus condiciones y jerarquías en el resultado, acomodándose a los intereses de su autora, pero también manteniendo sus propias significaciones en este contexto. Las sutiles trasparencias, ocasionadas por el proceso acumulativo de capa sobre capa, en las que se van quedando adheridas al soporte los restos del material, creando una intrincada urdimbre que, aun así, dejan pasar por los intersticios de esta trama, parte del fondo a la superficie, produciendo una sutil vaporosidad, un clima envolvente que iguala y da coherencia formal a la mayoría de estos dibujos.

Esta suerte de puntillismo seuratiano, huérfano de contornos que delimitan, va dibujando y construyéndose, sin preponderancia de líneas jerarquizadas o expresivas. Por otro lado, en otra serie de dibujos, Otilia Martínez consigue que la línea adquiera el papel protagonista en la representación, en la que los registros se realizan con una admirable y firme limpieza  de contundente presencia.

Ramón Díaz Padilla

Esta exposición no son naturalezas muertas, son naturalezas vivas, son manos y pinceles acariciando los dibujos para hacerlos vivir, transmitir lo que internamente se siente.

Dibujos llenos de sol, luz, de viento de claridad. Emociones que los acompañan, sensaciones volcadas en el color y en la línea.

Es difícil mejorar la naturaleza, es cierto, ya que ella nos da el todo, y se entrega. Sólo el artista, con su hacer callado, humilde, sereno, paciente y su capacidad de hablar, tocar y amar a través de los dibujos, lo ha podido conseguir.

                                                                              Loretta  Cornejo Parolini

No es fácil el poder retener en el papel un instante de la vida de las flores, de las plantas, y sólo el amor ante el tiempo que transcurre entre su observar y su pintar puede hacer ese pequeño milagro, incluso las hojas marchitas parecen detener su muerte por un instante para poder ser inmortales en la pintura de Otilia.

 Esos ojos esa mirada, nos traen hasta nuestros sentidos aquella parte de la vida y de la naturaleza, que nuestra prisa, nuestro correr de cada día nos impide atesorar.

Gracias, una vez más por embellecer aún más lo bello de nuestro mundo: la naturaleza, que con tu mirada desde tu alma, logras retener la vida de todo lo que pintas.

                                                                      Loretta Cornejo Parolini

Nueva etapa en la larga carrera de Otilia

Vuelve Otilia a León para mostrarnos un cambio sustancial en su manera de interpretar el arte. En su exposición del Club de Prensa del Diario de León….la primera impresión es que la pintura ha recorrido un espacio temporal  de tres siglos en solamente unos meses. “En gofrados y aguatintas se muestra Otilia como entusiasta del grabado, pero un grabado entendido desde un punto de vista muy moderno, muy actual… Pero lo que más sorprende es su acercamiento a la abstracción…..que anuncia una nueva etapa en la larga carrera de Otilia.

                                                             Marcelino Cuevas, Periodista